Motivación: Cómo motivarte a hacer ejercicio físico.

octubre 28, 2020 / Uncategorized
Motivación:  Cómo motivarte a hacer ejercicio físico.

Motivación: Cómo motivarte a hacer ejercicio físico.

La mayoría de las personas son conscientes de que el ejercicio puede beneficiar su salud de muchas formas, pero, ¿por qué la mayoría de la población no encuentra el tiempo para hacerlo, especialmente cuando los beneficios incluyen un mejor estado de ánimo, una piel más bella y un cuerpo tonificado?

Es increíble cómo se despierta el imaginario cuando de excusas se trata. Veamos algunas de ellas:

  • No quiero sudar
  • No tengo la energía
  • Tengo miedo a las agujetas
  • No me dá la vida para hacer ejercicio.
  • Me dá verguenza que me miren
  • He probado pero paso de ello, es aburrido ir al gym.
  • tengo lío en el trabajo y no tengo tiempo.

Lo más importante es empezar y ahora. Si bien es cierto que comenzar a ejercitarte es menos fácil que mantenerse en el tiempo haciéndolo, lo lógico es encontrar estrategias que te permitan encontrar el tiempo y dejar las excusas de lado. Lo primero es identificar tu identidad para OLVIDAR  esa lista de excusas . Lo segundo, sería  interiorizar mensajes positivos acompañados de acciones que fortalecerán tu identidad. !Veamos cómo!

 

FORTALECER TU IDENTIDAD:

El siguiente estudio. nos dice que parte de nuestra identidad se refuerza haciendo cada día acciones que nos permitan ser quienes queramos ser. En ese sentido , si te identificas con  «soy una persona que entrena sin excusas», » soy una persona saludable», esa identidad se verá reforzada haciendo que tus acciones concuerden con esa identidad , por lo que  será más fácil el ejercitarte con  frecuencia.

Realiza  este ejercicio, y si por casualidad identificas que tu tipo de persona  está muy alejado de esa persona que quieres ser, entonces no te castigues tanto y empieza con acciones más pequeñas; con  hábitos con los que sí puedas comprometerte, por ejemplo : » entrenar sólo 2 veces en semana en lugar de 4 veces» para que tu cerebro no te ponga excusas y a su vez te apoyes psicológicamente en esas pequeñas victorias que correlacionan tu hábito e identidad.

 

ESTRATEGIAS PARA MANTENER LA MOTIVACIÓN A LARGO PLAZO:

Antes de comenzar un programa de ejercicio, bien sea con un Entrenador Personal o por cuenta propia, lo primero que debemos hacer es buscar nuestra motivación; el para qué lo quieres. Y una vez que decidas empezar ( que es la parte difícil de la ecuación) , lo suyo es mantener en el tiempo esa motivación, pero para ello, también requerimos de estratégias para cuando vaciles e intentes abandonar sobrepases esas barreras:

1. Revisa tu PARA QUÉ: 

Recuerda que ese es tu superobjetivo, el motor que te ha inspirado a trabajar por tus pequeñas metas y objetivos. En este artículo  sabrás cómo encontrarlo.

2. Encuentra música, libros motivadores y vídeos que te inspiren:

No hay nada más activador que la música para sacarte de cualquier estado negativo en el que te encuentres,estado. Escuchala, usala en el entreno o incluso antes y conectate con ella.

Si eres de leer libros de personas que han podido tener éxito gracias a su perseverancia, usa esa herramienta inspiradora de esos grandes personajes e inspírate en ellos.

Si eres más visual, mira vídeos de personas entrenando como a ti te gustaría hacerlo, personas que como tu quieren lograr mantenerse saludable y conseguir objetivos, pero que no flaquean.

3. Visualiza tu entrenamiento horas antes:

Esta técnica de visualización es muy usada por la psicología deportiva. Anticipar ese momento en el que estás levantando ese peso, haciendo una carrera, superando una dificultad del ejercicio, etc, te permitirá conectarte física y psicológicamente activando tus neuronas para estar 100% en el entreno, teniendo una relación positiva con la actividad física.  Por lo cual,  anticipar que tu ejercicio será aburrido es una de las principales razones de la disminución de la motivación. Cambiar tu perspectiva y concentrarte en los beneficios puede ayudar a cambiar las cosas.

4. No excedas tus límites reales:

Ejercitarte más allá de los límites de tus capacidades puede generar frustraciones que cambiarán tu estado de ánimo, a tal punto de que ya no le resulte divertida la actividad. Lo mejor es ser realista, y encontrar una actividad que te guste y hacerla dentro de tu nivel de habilidad, incluso si es desafiante.

5. Mantenga la responsabilidad:

Cuando tu motivación comience a disminuir, consigue personas con tu mismo propósito y queda a entrenar con ellas, ó contrata a un Entrenador Personal para que no te deje flaquear en esos momentos.

6. Registra cada entreno:

Un diario también te ayudará a mantener un registro de dónde partiste y qué tan lejos has llegado a medida que avanza tu programa de entrenamiento.Es un cumulo de satisfacción que te permite además medir, en qué punto eres más fuerte o más débil y enfrentarlo con estratégias. Pero esto te cuenta verdades, que además puedes medir.

 

Hasta aquí el post. En el próximo artículo, te explicaré la importancia de establecer metas para tu objetivo físico.

 

Conclusión: 

Como ves ,el éxito de tu plan de entrenamiento o acondicionamiento físico está en tus manos. Tienes que comprometerte al máximo si quieres cosechar todos los maravillosos beneficios del ejercicio a largo plazo.

todas estas herramientas son como obras de arte que seguro te ayudarán a inspirarte para que dejes de lado la pereza e ir a hacer ejercicio cuando te toque ir.

Si está listo/a para embarcarse en este viaje hacia una aptitud física y en general, Contacta a tu Entrenadora Personal

 

Bibliografía:

1.https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/22107605/

2. Research Quarterly for Exercise and Sport, diciembre de 2006; 77 (4): 507-13, Resumen

 

Dejar comentario

*Campos requeridos Please validate the required fields

*

*